lunes, 30 de septiembre de 2013

Holanda y las Drogas


Es inevitable que cuando el fastidioso tema de “legalizar las drogas” entra en la discusión de la mesa donde comemos o tomamos un café con familiares o amigos uno de los ejemplos que se va a tocar para defender o atacar su uso será el de Holanda.

En la década de los setentas Holanda decide legalizar el consumo de Marihuana y Hachís a la población, pensando que eso reduciría los problemas con la venta de estas drogas de manera ilegal.

A partir de que se legalizaron estas drogas el índice de consumo de marihuana y hachís  hoy en día es más bajo que en otros países europeos donde no son legales. En Holanda el consumo de marihuana y hachís de personas de entre 15 y 64 años de edad en el último año fue de 5% mientras que en países como España (10%), República Checa (9%), Italia (14.6), Francia (9%) e incluso la media Europea (6.8%) el consumo es marcadamente más alto. Incluso el consumo de cocaína (que no es legal) de personas con esas edades es menor en Holanda (0.6)% que la media europea (1.2%).

No obstante, eso no evita que aun se tengan problemas con las drogas en Holanda. Aunque el consumo y venta son legales, su producción no lo es. Esto significa que los “coffeeshops” se abastecen del producto por medio grupos delictivos que producen las drogas blandas de manera ilícita. Además de que las drogas de diseño (que no son legales) siguen siendo un problema por su venta en clubes nocturnos.

Holanda es un caso único, por el tiempo y experiencia que han obtenido desde que legalizaron el consumo de la marihuana y el hachís, pero no podemos basarnos en la experiencia de un solo lugar para legalizar las drogas en otro por su geografía, cultura, gobierno, etc. Por lo que tendremos que esperar a que más países como Portugal y Uruguay legalicen el consumo de estas drogas “blandas” para ver cuales son los efectos en el país.


Referencia y datos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada