viernes, 15 de noviembre de 2013

Desarrollo

En México, el consumo de drogas ha ido aumentando de poco en poco. La “problemática” sigue creciendo, ya que el consumo sigue alto con todo y que es ilegal. El consumo de marihuana sigue elevado, pero ¿porqué?

Si esta no fuera buena no se usaría, ¿quién utiliza algo que hace daño?

Los muchos beneficios de la marihuana hacen que su uso siga existiendo, su ayuda con las personas que padecen cáncer es mucho y sus grandes propiedades deberían de ser explotadas al máximo, como uno de sus componentes, el THC (tetrahidrocarbocannabinol) que ayuda a reducir durante unas cuantas horas la inflamación anormal del nervio ocular que provoca la perdida de visión lateral y a largo plazo puede causar ceguera. En el año 2005 en Canadá fue aprobada la comercialización del THC sintético como medicamento, siendo esto un ejemplo de sus grandes propiedades.

Sus beneficios son muchos, pero qué hace pensar que son más o valen más que las afectaciones que provoca.

No todos utilizan esta gran herramienta de la naturaleza como podría ser utilizada, ya que muchos la utilizan de manera recreativa o como coloquialmente decimos “para drogarse”, ¿es malo? A las farmacias también se les conoce como “droguerías” y venden cosas para mejorar la calidad de vida de las personas, ayudándolas a solucionar problemas de salud, la cosa es como se utilizan, por eso en las farmacias muchos medicamentos necesitan de receta médica para poder ser comprados y consumidos.

A pesar de todo sigue siendo ilegal, pero ¿porqué?

La marihuana sigue siendo, al final de cuentas, una droga. Su uso sin medida provoca adicción, lo cual lleva a problemas secundarios que afectan al consumidor como lo son la perdida de memoria a corto plazo, desorientación, taquicardia e incluso puede causar depresión.

Los problemas que causa  son más que los que resuelve, por algo es ilegal, y el discurso para legalizarla hace que pensemos que en realidad es inofensiva, como el alcohol y el cigarro que como son legales a veces no llegamos a entender los males que pueden causar (cirrosis hepática o enfisema pulmonar) .

Consumir marihuana incrementa la posibilidad de utilizar otras drogas ilícitas y en caso de que se llegara a pensar que legalizar la marihuana solucionaría los problemas de narcotráfico e inseguridad pues no sería así, esto por varios motivos:

1.     Estados Unidos es de los mayores consumidores de marihuana del mundo, y la ruta más concurrida para hacer llegar la droga es a través del país.

2.     Al legalizar la marihuana no legalizas las demás drogas que también son traficadas.

3.     Una ves legalizada la venta, los grupos de producción ilegal van a seguir fabricando la droga.

En Holanda a pesar de tener índices de consumo muy bajos de marihuana y cocaína en comparación con otros países de la Unión Europea, sigue existiendo el problema de grupos ilícitos que venden droga de manera ilegal, esto porque la marihuana no es la única droga consumida y a pesar de que la venta y el consumo de la hierba son legales, la producción no lo es. Hoy en día existen grupos de personas que producen la marihuana y la venden a los “coffeeshops” de manera ilegal.


Pero a pesar de esto siguen los puntos en contra, ya que, la despenalización podría ayudar a la economía, acabando así con el lavado de dinero que hoy en día la distribución ilegal implica y estaría abatiendo a una parte del empleo informal que este también incluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada